Historias de la mili – chistes

Historias de la mili – chistes

Mi padre me contaba un chiste muy malo cuando yo era chico sobre la mili. Pero a mí me hacía mucha gracia y siempre se lo pedía que me lo contara una y otra vez, porque mi padre tenía gracia contándolo, no como yo.

Era el chiste del «carchuto».

Resulta que entre los reclutas llegó uno que no sabía pronunciar bien. El Teniente se percató de ello y le dijo al cabo:

_ Cabo, llévese al recluta Domínguez fuera de la Compañía y enséñele a decir bien la palabra ‘cartucho’ porque dice ‘carchuto’.

_ ¡A la orden, mi teniente! – dijo diligentemente el cabo, mientras se llevaba al recluta al campo de fútbol.

_ A ver, Domínguez, se dice ‘cartucho’.

_ Sí, ‘carchuto’, mi cabo.

_ ¡’Cartucho’ hombre’

_ ¡’Carchuto’ mi cabo!

_ Jo, pues sí que vamos bien – pensó el cabo.

_ ¡’Cartucho’!

_ ¡’Carchuto!

A las dos horas, el cabo se presenta ante el teniente.

_ ¡A la orden de usted, mi teniente! Vengo a comunicarle que el recluta Domínguez ya dice ‘Carchuto’ bien!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.